¿Qué debemos saber sobre el síndrome del ligamento arcuato medio?
Póster Nº:17SEDIAPOS0118
Tipo:Electrónica Educativa
Autores: Claudia Pinilla Rivas, María Carmen Yano Asso, Cristina Fernández Buergo, Begoña Palomo Antequera, Jennifer Barbato Mateos, Elsa García Antuña
Keywords:TC-Angiografía, Abdomen, Anatomía, Arterias
SECCIONES
Objetivo docente

Describir los hallazgos radiológicos que definen el síndrome del ligamento arcuato medio en estudios de angio-TC con resconstrucciones en 3D, mediante la ilustración de varios casos de nuestro servicio.

Este síndrome también es conocido como síndrome de compresión del tronco celíaco o Síndrome de Dunbar (en referencia a persona que describió este hallazgo arteriográfico por primera vez). Se trata de una entidad inespecífica desde el punto de vista clínico, caracterizada por la compresión que realiza el ligamento arcuato mediano sobre el origen del tronco celíaco,lo que produce una estenosis de su luz, con la consiguiente repercusión hemodinámica en los territorios distales irrigados por el mismo.

 


Revisión del tema

El síndrome del ligamento arcuato medio resulta de la compresión del origen del tronco celíaco por el ligamento arcuato, una banda fibrosa que une las dos cruras diafragmáticas abrazando la aorta por su cara anterior (Fig. 1). Se piensa que es el resultado de una escasa migración caudal de la arteria durante el periodo embrionario o bien por una inserción baja del ligamento. El grado de compresión del tronco celíaco varía con la respiración, siendo mayor durante la espiración, momento en el que el ostium del tronco celíaco se desplaza cranealmente.

Clínicamente se caracteriza por una tríada consistente en dolor abdominal, pérdida de peso y soplo mesogástrico en espiración. Esta tríada esta presente...

...ver mas

Fig 1. Esquema donde se visualiza el ligamento arcuato comprimiendo la salida del tronco celíaco.
Fig 2. Representación esquemática del signo de "el moño y la mantilla".


Conclusiones

Se trata de una entidad poco conocida y controvertida por la relativa frecuencia con que se presenta en sujetos asintomáticos. Puede demostrarse fácilmente mediante angio-TC, con los signos típicos de “gancho” y “el moño y la mantilla”. La mejoría de los síntomas tras el tratamiento quirúrgico, hace que reconocer este síndrome sea de gran importancia para el radiólogo, que debe estar familiarizado con él, evitando así errores de interpretación.

Fig 6. Reconstrucción 3D con el signo del gancho.
Fig 7. Reconstrucción 3D con el signo del gancho.