Hallazgos por imagen de enfermedades poco frecuentes con afectación difusa o multifocal del peritoneo. Guía de consulta
Póster Nº:17SEDIAPOS0017
Tipo:Electrónica Educativa
Autores: Rubén Molina Fàbrega, Víctor Eduardo Reyes portes, Cristina la Parra Casado, David Uceda Navarro, Yolanda Pallardó Calatayud
Keywords:Peritoneo.Patologia difusa no carcinomatosa.Patologia multifocal no carcinomatosa.
SECCIONES
Objetivo docente

Presentar y revisar los hallazgos más característicos de una serie de casos de patología poco frecuente con afectación difusa o multifocal del peritoneo distintos a la carcinomatosis peritoneal, la forma de afectación patológica difusa del peritoneo más frecuente.


Revisión del tema

La afectación difusa del peritoneo suele deberse a diseminación tumoral de diferentes tumores principalmente digestivos o ginecológicos (carcinomatosis peritoneal) o infecciosa (peritonitis). No obstante, existen varios procesos patológicos menos frecuentes, en ocasiones con un patrón de imagen similar, que pueden afectar de forma difusa al peritoneo.

Se muestran ejemplos de afectación difusa peritoneal de causa infecciosa (hidatidosis peritoneal diseminada, tuberculosis peritoneal), iatrogénica (peritonitis esclerosante encapsulante, pseudoquiste de derivación ventrículo-peritoneal) y tumoral benigna (esplenosis postraumática, leiomiomatosis peritoneal diseminada y hemangiomatosis) y maligna ( pseudomixoma peritoneal, linfomatosis peritoneal y mesotelioma peritoneal...

...ver mas

Figura 1.Hidatidosis peritoneal diseminada. A) Nótese la presencia de múltiples quistes hidatídicos hepáticos, alguno de ellos calcificado, así como libres en la cavidad peritoneal (asterisco), alguno de ellos también con calcificación,localizados en el ligamento gastroesplénico y en zona anexial derecha. La concomitancia lesional con el hígado y su aspecto similar en imagen facilitan en gran medida el diagnóstico de hidatidosis peritoneal. B) Quiste hidatídico en ligamento gastroesplénico por recidiva de hidatidosis hepática tratada quirúrgicamente con lobectomía derecha. La cirugía previa de hidatidosis se considera un factor de riesgo para la diseminación peritoneal. C) Membranas anhistas eosinófilas típicas del quiste hidatídico obtenidas delas piezas quirúrgicas del caso A.
Figura 2- Peritonitis tuberculosa. Varón de origen subsahariano con dolor abdominal generalizado subagudo, de tres meses de evolución con vómitos persistentes, diarrea y fiebre. Eco previa que demuestra líquido libre y asas colapsadas. Se completa con TC que demuestra afectación abdominal difusa con engrosamiento peritoneal difuso (flechas amarillas) con zonas segmentarias de engrosamiento nodular (círculo blanco) y múltiples colecciones líquidas parcialmente organizadas interasas (asterisco negro) juntoa imágenes de aire ectópico (asteriscos blancos),compatible con peritonitis difusa por probable perforación de víscera hueca. Se apreciaban también varios ganglios patológicos, hipodensos en ambos ángulos cardiofrénicos (flecha blanca fina). Se completó por ello con TC torácico apreciándose nódulos milimétricos en ambos lóbulos superiores(círculo naranja).Estos hallazgos sugirieron un proceso peritoneal subagudo difuso con neumoperitoneo planteándose una peritonitis infecciosa / tuberculosa (ante el origen subsahariano y la concomitancia de hallazgos pulmonares) versus infiltración peritoneal difusa de origen tumoral .Se operó apreciándose engrosamiento difuso del peritoneo con placas caseificantes (flecha negra gruesa) además de positividad por PCR para TBC en el líquido peritoneal que confirmaron el diagnóstico. Se trataría de una variante mixta por imagen, seca y húmeda a la vez.


Conclusiones

Existen numerosos procesos, algunos muy poco frecuentes, con afectación peritoneal difusa. Mayoritariamente pueden diagnosticarse por imagen en un contexto clínico adecuado. No obstante, algunas entidades pueden mostrar hallazgos superponibles a la carcinomatosis peritoneal por lo que hay que valorar algunos datos auxiliares por imagen que pueden hacernos plantear el diagnóstico. En ocasiones, no obstante, el diagnóstico en ´última instancia será patológico.