Lesiones traumáticas de bazo e hígado
Póster Nº:17SEDIAPOS0155
Tipo:Electrónica Educativa
Autores: Mohamed Brahim Salek, Ana Belén Gil Guerra, María Pina Pallín, María Isabel Jiménez Cuenca, Jorge Galván, Pablo Santos Velasco
Keywords:TC, traumatismo esplénico, sangrado activo, seudoaneurisma, trauma hepático.
SECCIONES
Objetivo docente

Ilustrar las principales características que el radiólogo necesita reconocer para identificar correctamente la patología del paciente politraumatizado, colaborando así para reducir su morbimortalidad.

Mostrar y clasificar los hallazgos radiológicos de las lesiones esplenicas y hepáticas  secundarias a un traumatismo abdominal cerrado.

Mencionar las opciones terapéuticas disponibles (tratamiento conservador, endovascular y quirúrgico).


Revisión del tema

INTRODUCCIÓN:

  • La tomografía computarizada; es una herramienta fundamental para evaluar lesiones de órganos sólidos (hígado, bazo, riñones…) en el trauma abdominal.
  • El trauma abdominal se puede dividir en dos grandes grupos: trauma abdominal cerrado y trauma abdominal penetrante. El más frecuente es el primero.
  • La prevalencia de lesiones en los casos de traumatismo abdominal cerrado se sitúa en torno al 13%.
  • El mecanismo de lesión es debido tanto a fuerzas de compresión como a fuerzas de desaceleración. Los órganos más afectados son el bazo (40%), hígado (25%), riñones (10%) y páncreas (7%).
  • En el plano diagnóstico, el objetivo se ha centrado en la identificación de hallazgos específicos, como...

    ...ver mas

Fig. 1. Cortes axiales de abdomen en fase arterial (A) y venosa (B), en un paciente con traumatismo abdominal, apreciándose área de contusión hepática en segmento II, con imagen lineal hiperdensa más llamativa en fase venosa, compatible con sangrado activo.
Fig. 2. Tabla del sistema de graduación de las lesiones esplénicas basadas en TC.


Conclusiones

Los traumatismos abdominales representan el 13 % de todos los traumatismos y son responsables del 10 % de las muertes traumáticas.

El bazo es el órgano lesionado con más frecuencia.

La gran mayoría son de tipo cerrado.

El principal objetivo es identificar una hemorragia activa.

La TC es la técnica de elección. El hemoperitoneo es un signo indirecto de lesión visceral.

Las lesiones que se deben identificar son: sangrado activo y seudoaneurismas, laceración, hematoma intraparenquimatoso y hematoma subcapsular.

Las lesiones vasculares (sangrado activo y seudoaneurismas) requieren tratamiento urgente, fundamentalmente endovascular.

Las clasificaciones de la AAST permiten graduar de forma objetiva las lesiones viscerales.